24 sept. 2012

Entre Fuero y Fuero, ¿hay un largo trecho?


por Cristian Ángeles

La llamada “Guerra contra el narcotráfico” impulsada por el mandato del presidente Felipe Calderón, además de muertos, ha dejado entrever ciertos puntos frágiles en el tejido social y jurídico de nuestro país. Particularmente hay un asunto cien por ciento derivado de ésta guerra; el que tiene que ver con los crímenes cometidos por militares y la problemática en su posterior resolución jurídico-legal en el sentido de si caben en el fuero militar, o en el fuero común.

Hasta el pasado 5 de septiembre de éste año, el fuero castrense (o militar) se aplicaba a todos los delitos contra la disciplina militar… “Son delitos contra la disciplina militar, aquellos que fueren cometidos por militares en los momentos de estar en servicio o con motivo de actos del mismo” (art. 57 del Código de Justicia Militar). Sin embargo, éste precepto permitía ampliamente a los militares cometer ilícitos hacia civiles sin ser procesados en el fuero común (o civil) pues, argumentaban, estaban en cumplimiento de su deber, un claro ejemplo de esto son los llamados “daños colaterales” donde “accidentalmente” los militares asesinaban civiles.

En meses recientes, la SCJN se ha encontrado con un creciente número de demandas contra militares, tan solo a inicios de mes, durante el Congreso Nacional Indígena del Noroeste, integrantes de la comunidad Kumiai ubicada en Juntas de Nejí, Tecate, Baja California, denunciaron abiertamente al Ejército Mexicano de secuestros, robos, golpes, violaciones y toda clase de abuso de autoridad en su comunidad, a esto podríamos agregar los constantes daños colaterales y la corrupción ante el crimen organizado.

Dicho aumento de demandas causó que afortunadamente, y ante el asombro de un servidor,  la SCJN tomara cartas en el asunto ya que el pasado 6 de septiembre, en una votación histórica (de 8 a 2), declaró la inconstitucionalidad del inciso “a”, párrafo segundo, artículo 57 del Código de Justicia Militar, el cual permitía al fuero castrense procesar a los militares que cometían ilícitos contra civiles con el argumento, o si me permiten, con el pretexto de que los crímenes eran contra la disciplina militar.

Ahora, la SCJN procesará 28 amparos de juicios militares para determinar los límites del fuero castrense, pero hay demasiadas controversias. Se supone que en la nueva legislación los militares podrán ser procesados en el fuero común toda vez que los crímenes afecten, de algún modo, a un civil; pero hay casos en los que no queda del todo claro, por ejemplo: aquellos donde un militar en complicidad con civiles comete un crimen que afecta a militares, o los casos donde los militares de algún modo contribuyen al narcotráfico, lo cual podría ser tomado como daños a la salud.

Supongo que todo esto no habría ocurrido si a FCH y al pleno de la SCJN no se le hubiese ocurrido declarar al narcotráfico como amenaza de seguridad nacional, así el ejército y la marina estarían, como lo indica la constitución, en sus cuarteles. Por una parte bien porque se corrigió una irregularidad en la legislación militar en pro de la sociedad civil (aplausos), y por otra parte mal, porque corregir dicha irregularidad le ha costado al país varios miles de muertos. Pero no importa, vamos por buen camino, esos daños colaterales ayudarán a reconstruir un estado de derecho, así lo asegura FCH en cada oportunidad que tiene para hablar, pero yo sigo cuestionándome sobre la verosimilitud de tal hipótesis.

10 jun. 2012

#2oDebatePresidencial


Más allá de un debate presidencial, vimos 2 horas y pico de discursos vacíos, sin ideologías reales y sin una metodología para alcanzar las metas propuestas. Las frases demagógicas y mareadoras fueron las únicas protagonistas del evento salvo algunos destellos por parte de Quadri y AMLO.

En cada uno de los bloques temáticos hizo falta un verdadero debate entre los candidatos para que la audiencia se diera una pequeña idea acerca de lo que cada uno pretende hacer con el país, lamentablemente no fue así; los candidatos se perdieron en discursos emotivos y acusaciones, aunque debo, sin afán de favoritismo, hacer hincapié en la iniciativa que Quadri ofrecía al debate, quien proponía, indagaba y preguntaba.

Rubros tan importantes de debatir en la agenda pública quedaron de lado y no se les profundizó como debiese, temas tales como la relación México-Latinoamérica, la equidad de género, la migración, política de seguridad pública, combate al narcotráfico, exportación e importación , estrategias macro y micro económicas... en fin... me llevaría todo éste espacio mencionar los temas que debiesen ser importantes, pero no tendría caso porque ni en 10 debates se les prestaría la suficiente atención.

¿Que quién ganó? eso lo responde cada quien en función de sus intereses, inteligencia y perspectiva de la situación. Yo solo espero que mañana no nos vuelvan a vender la idea de que ganó ese candidato que estuvo ausente, que no fue claro y no ofreció propuestas sólidas, ese candidato que quiere suponer que no pasó nada en el pasado. Sería un agravio a la inteligencia colectiva el siquiera pensar en ése candidato como triunfador del debate.

Un priísta hablando de democracia, un aliado de Elba Esther Gordillo hablando de reformas educativas, una mujer que insiste en ser mujer (y además una mujer acusadora más que propositiva) y un izquierdista al que, lastimosamente, le faltaron argumentos y bases para sustentar . Qué ironías nos da la vida.

Este "debate" más que ayudarnos a decidir por quién votar, me parece que nos ayudó a saber por quién no votar.

10 abr. 2012

Sin torero no hay fiesta; integrantes de la cuadrilla

A pesar de que el matador, por su papel en la arena, es quien se lleva toda la atención, no es únicamente él quien hace posible una corrida de toros. El matador forma parte de una cuadrilla de toreros; cada uno de ellos con funciones específicas en cada tercio de la corrida. Una cuadrilla está integrada por el matador, también llamado diestro o espada –quien es el líder del grupo— y por sus subalternos; los picadores, los banderilleros y los mozos de espadas.

Normalmente, en cada corrida de toros, el espectáculo está conformado por tres toros y por tanto, de tres toreros o espadas; cada uno con su respectiva cuadrilla. Para abrir la corrida se hace un paseíllo, que es una especie de desfile en el cual se presentan a las cuadrillas que protagonizarán el evento y el resto de personajes que contribuirán a la realización de la fiesta brava.

En el orden que entran a la arena en el paseíllo tenemos, abriendo el desfile, a los dos alguacilillos, quienes van a caballk y fungen como el conducto por el cual el presidente de la arena transmite las órdenes para su posterior ejecución. En segundo lugar del paseíllo desfilan los matadores, quienes, como su nombre lo sugiere, son los que dan la estocada final para matar al toro en el tercer tercio de la corrida (el de muerte), además de torearlo propiamente (con capota y con muleta). Detrás de cada matador marchan sus tres banderilleros, estos personajes se encargan de clavar 3 pares de arpones de hierro adornado (banderillas) en el cerviguillo del toro durante el segundo tercio de la fiesta brava (el de banderillas). Más atrás, siguiendo a su matador después de los banderilleros, se enfilan los picadores; estos subalternos van montados a caballo y su función es picar al toro con una vara de hierro durante el primer tercio de la corrida (el de varas). Los siguientes en la formación son los monosabios, que son los mozos de los picadores; les ayudan a montar, sujetan al caballo y los protegen si son derribados. Al final del paseíllo se encuentran las mulillas, cuya función es llevarse al toro muerto al desolladero.

Es importante mencionar que los únicos toreros son los picadores, los banderilleros y el matador, puesto que los mozos de espada y los monosabios únicamente asisten a sus toreros (matadores y picadores respectivamente), mientras que los alguacilillos y mulillas cumplen con funciones distintas en el transcurso de la corrida.

Dedicaré los siguientes tres artículos para ahondar un poco más en las características y funciones de cada tipo de torero.

El Matador; comandante de la fiesta

El matador, también conocido como diestro o espada, es quien comanda la cuadrilla, el protagonista del espectáculo, el que recibe orejas y rabo cuando se luce en la lidia y es quien, con una buena estocada, da muerte al toro.

La formación de un matador se desarrolla en varias etapas: al principio, el aspirante a matador es un becerrista; etapa en la que únicamente puede torear becerros (reses de 1 año de edad), después el aspirante alcanza el rango de novillero sin picadores; donde se enfrenta a reses ya de dos años de edad pero sin picadores a caballo, luego viene el rango de novillero con caballos; aquí el aspirante ya torea reses de 3 años con la ayuda de picadores a caballo. Finalmente, un torero de experiencia es quien le da al aspirante la oportunidad de la Alternativa, evento donde el novillero finalmente alcanza el grado de matador de toros, rango que puede entenderse como doctorado en tauromaquia.

La primera intervención del matador en la fiesta brava es en el primer tercio (el de varas), a ésta intervención se le conoce como suerte de capote y tiene lugar antes de que los picadores entren en acción, aquí el matador cita al toro con la capota  y lo torea para medir su bravura y cornada. La segunda y última intervención del matador es en el tercer tercio (el de muerte), tercio del que es protagonista total; primero con la suerte de muleta (suerte donde se torea propiamente al animal y se exhibe la destreza y estilo del torero) y finalmente con la estocada al toro para lograr su muerte.

Cabe mencionar que el matador también puede protagonizar el segundo tercio (el de banderillas) ya que puede ser él mismo quien clave los tres pares de banderillas si así se conviene. También hay que recordar que hay matadores a pie y matadores a caballo, éstos últimos se llaman rejoneadores y hacen exactamente lo mismo pero montados en un caballo.

El Banderillero; artista preciso

El banderillero, también llamado torero de plata o rehiletero, es el subalterno que protagoniza el segundo tercio (el de banderillas) y su función es reanimar y excitar al toro para el tercio de muerte. Las banderillas que se usan son varillas de hierro adornadas con papel picado de varios colores y con punta en forma de arpón, cuando las banderillas penetran en el lomo del toro estimulan varias terminales nerviosas que provocan que el animal se reanime después de la pasividad y desgaste del tercio de varas.

Para esta suerte se requiere gran habilidad del torero, quien de “cuerpo limpio” y con varias formas de ejecución, espera al toro para que en el momento preciso burle la embestida y calve ambas banderillas en el cerviguillo del toro. Además de peligrosa, ésta suerte es muy estética y apreciada por el público debido a los precisos y casi artísticos movimientos del banderillero al momento de ejecutar la acción.

Normalmente, una cuadrilla está compuesta por tres banderilleros, y cada uno clavará su par de banderillas en el segundo tercio de la corrida, sin embargo, puede ser sólo uno el banderillero que realice esta tarea, e incluso puede ser el mismo matador quien lo haga (esto sucede cuando el matador es especialista en la suerte de banderillas o por situaciones extraordinarias de convenio).

El Picador; cómplice de espada

El picador es el único subalterno que monta a caballo, éste personaje tiene su protagonismo en el primer tercio (el de varas) antes de la suerte de capote. Anteriormente, el picador era considerado el protagonista del espectáculo, ya que es él quien tiene el primer contacto con el toro y lo enfrenta cuando éste se encuentra en su máxima bravura, pero con el tiempo, el picador pasó de ser el protagonista a ser el menos querido por el público debido a la función que desempeña.

La herramienta principal del picador es una vara de hierro de 2 m. de largo con una puya en la punta. Con éste instrumento el picador cumple su tarea de picar tres veces al toro con el objetivo de mermar su bravura e inducirlo a humillar la cabeza (no embestir levantando la cabeza y mantenerla siempre recta), esto se hace, evidentemente, para facilitar la tarea del matador a la hora de la lidia y para que éste se pueda lucir más.

Para lograr humillar la cabeza del toro, el picador debe destrozar los músculos extensores y el trapecio, que son los encargados de sostener la cabeza del animal y de darle movilidad a la misma. La puya que se encuentra en la punta de la vara no solo realiza un corte, sino que, por su forma de pirámide en espiral, desgarra e inhabilita los músculos provocando una gran hemorragia que debilita en gran medida al toro.

En ocasiones, accidental o deliberadamente, se pica “mal” al animal y los efectos de ello pueden  traducirse en cojera o flojedad en las patas (consecuencia de picar muy cerca de la columna vertebral) o rompimiento de costillas y perforación de pulmón (lo que produce que el toro no pueda respirar y se agote más rápido). Evidentemente esto pone aún más en desventaja al animal y facilita enormemente la tarea del matador, por esto es vital que el picador se conduzca con profesionalismo y no de ventaja al espada apegándose al reglamento taurino referido al acto de pique, que menciona claramente “… no berrenar (girar la puya como un sacacorchos), no tapar la salida (dejar que el toro retroceda cuando no pueda soportar el dolor) y no insistir (no hacer mete-saca con la puya) es la forma correcta de aplicar el castigo”

7 abr. 2012

Mario Vargas Llosa defiende las corridas de toros.

En una entrevista realizada por el noticiero Buenos Días Perú, el premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, defendió una vez más a la fiesta brava.

"la consecuencia inmediata de acabar con las corridas de toros es acabar con el toro bravo", así comenzaba su planteamiento el escritor del libro La Fiesta del Chivo, quien también señaló que las corridas de toros "...son un espectáculo artístico de extraordinaria belleza".

El tema de las corridas de toros siempre ha polarizado opiniones y cuando se habla de ello la polémica no tarda en desatarse, en especial cuando el que opina es alguien de la talla de un premio nobel. En esta ocasión Vargas Llosa vuelve a manifestar su apoyo a la fiesta brava e invita a que "a los que vamos y gozamos a los toros, que nos permitan disfrutar y realizar una actividad que tiene una gran tradición".

28 feb. 2012

Leer… ¿importa?

"La lectura hace al hombre completo; la conversación, ágil, y el escribir, preciso"
Sir Francis Bacon

por: Cristian Ángeles

Es demasiado común que los mexicanos no comprendamos la importancia de la lectura, digo… si lo comprendiéramos, México no ocuparía el lugar 107 (de un total de 108 países) en el ranking de hábitos de lectura de la UNESCO con un lastimoso y pobre 2% de la población que posee el hábito de leer; comparado con Japón, que posee el primer lugar con el 91% de sus habitantes que tienen la costumbre de leer. Si nos basamos en lo anterior, estamos literalmente jodidos.


Los países que ocupan los primeros lugares de hábitos lectores están ahí  porque la mayoría de sus habitantes comprende la importancia de la lectura, pero… ¿cuál es entonces la importancia de la lectura? Ésta es una pregunta crucial que trataré de explicar a continuación.
Comenzaré ahondando en el significado mismo de la lectura; la lectura puede entenderse  como el proceso interactivo entre el lector y el texto, donde el lector debe de interiorizar el mensaje; primero decodificándolo, después interpretando el mensaje y finalmente otorgándole un significado íntimamente relacionado con sus vivencias y que lo formará en sus futuras experiencias.

Atendiendo a esta definición, podemos ver que la lectura es, en resumen, una herramienta de adquisición cognoscitiva que da identidad al ser humano, y como herramienta cognoscitiva nos lleva al siguiente punto: la lectura como pilar y sostén de la educación.
Desde tiempos inmemorables la lectura, por su carácter cognoscitivo-interpretativo, ha sido el medio por excelencia para la  transmisión del conocimiento en la educación; aún en ésta época digital donde la teoría ha sido un tanto relegada por la praxis y donde las posibilidades tecnológicas permiten una mayor interactividad entre alumno-conocimiento, aún en ésta era digitalizada la lectura sigue jugando un papel primordial. La lectura se ha ido adaptando a las distintas exigencias de nuestros tiempos; ha pasado de residir en un libro impreso y polvoso de hojas amarillentas a colocarse en un mercado virtual como un eBook de unos 50MB.

Y de la lectura, entendiéndola como pilar fundamental de la educación, llegamos al punto más relevante de la importancia de la lectura; la lectura como un indicador principal del crecimiento de un país, y la lectura como factor activo en la producción económica y socio-cultural de un país.

Es evidente que en una era posmoderna y totalmente globalizada, la competitividad del mercado es altísima; se vive en una era de la información donde el conocimiento es ahora la materia prima de generación de recursos, ésta era de la información exige permanecer a la vanguardia en todos los rubros, actualizarse constantemente y crear nuevo conocimiento para así poder encontrar cabida en la competencia global.

En base a esto; ¿cómo es que un país podría llegar a ser competitivo si no genera recursos? ¿y cómo podría generar recursos si su capital humano no tiene educación? ¿y cómo podría su capital humano tener buena educación si no hay lectura?

Atendiendo a estas injerencias, podemos decir que el desarrollo económico y social de un país está íntimamente ligado al hábito de lectura de sus habitantes; tal vez eso explique el poco desempeño económico de México con un crecimiento del PIB que apenas rasga los 4 puntos porcentuales anuales, con un nivel de pobreza del 18,2% de la población y una deuda pública del 41,5%,  además de que socialmente es un caos.

La importancia de la lectura es muy vasta; es pilar en la educación, democratiza la cultura, permite la superación individual y colectiva del ser humano y favorece el crecimiento de un país. La lectura, básicamente, ha forjado a la humanidad. Si después de leer estas líneas, aún no comprenden la importancia de la lectura, sería bueno pedirle ayuda a uno que otro político. Hasta pronto amigos.

Fuentes: *www.indexmundi.com  *UNESCO

Entérate de las Letras Bastardas en: