10 abr. 2012

El Banderillero; artista preciso

El banderillero, también llamado torero de plata o rehiletero, es el subalterno que protagoniza el segundo tercio (el de banderillas) y su función es reanimar y excitar al toro para el tercio de muerte. Las banderillas que se usan son varillas de hierro adornadas con papel picado de varios colores y con punta en forma de arpón, cuando las banderillas penetran en el lomo del toro estimulan varias terminales nerviosas que provocan que el animal se reanime después de la pasividad y desgaste del tercio de varas.

Para esta suerte se requiere gran habilidad del torero, quien de “cuerpo limpio” y con varias formas de ejecución, espera al toro para que en el momento preciso burle la embestida y calve ambas banderillas en el cerviguillo del toro. Además de peligrosa, ésta suerte es muy estética y apreciada por el público debido a los precisos y casi artísticos movimientos del banderillero al momento de ejecutar la acción.

Normalmente, una cuadrilla está compuesta por tres banderilleros, y cada uno clavará su par de banderillas en el segundo tercio de la corrida, sin embargo, puede ser sólo uno el banderillero que realice esta tarea, e incluso puede ser el mismo matador quien lo haga (esto sucede cuando el matador es especialista en la suerte de banderillas o por situaciones extraordinarias de convenio).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entérate de las Letras Bastardas en: