24 feb. 2011

SEÑORA DEMOCRACIA

Por Cristian Yakssel Angeles Alcántara

“Los gobiernos son del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”
 Abraham Lincoln

Saben… cuando era pequeño tuve mis primeros roces con la señora Democracia, me emocionaba mucho que mis papás fueran a votar, recuerdo que les decía: ¿por quién vas a votar papá? ¿por qué por él mamá? ¿quién va a ganar papá? y ellos con una sonrisa en el rostro me decían que su voto era secreto, que ganaría el mejor, y que él ayudaría a nuestro país. En aquel momento, mientras esperaba en el auto y veía las inmensas colas de gente adulta aguardando para que les pintaran el pulgar con tinta, yo pensaba que aquello era cosa de gente grande e inteligente, me emocionaba el saber que algún día yo iba a votar también, pero me conformaba mientras con votar para elegir al jefe de grupo en la primaria.

Hoy la señora Democracia ya no es como me la imaginaba de pequeño (si es que algún día lo fue), a la señora democracia si que la han golpeado los años (o intereses), hoy la señora Democracia está fuera de combate; su izquierda está ya muy dañada y fracturada y su derecha es tan pequeña y débil que no sirve de nada (como lo ilustra la imagen).  ¿Cómo podemos hablar hoy de una verdadera democracia? ¿existen los indicadores necesarios para que podamos afirmar que vivimos en un sistema democrático?

Constitucionalmente la soberanía del poder reside y está sustentada en el pueblo, será el pueblo, por medio de elecciones directas o indirectas, quien elija a las autoridades del país; es decir que no se manipularán los resultados electorales atendiendo a intereses particulares, los puestos de trabajo no serán mercancía de cambio entre las personalidades políticas, el gobierno jamás pasará por encima del pueblo y no habrá represión en todas sus modalidades... ¿Verdad que eso no pasa en México?

En un sistema democrático los partidos políticos serán quienes potencien y fortalezcan la democracia… déjenme decirles que yo veo todo lo contrario; veo a las personalidades partidistas enfrascarse en desprestigiar al rival en vez de resolver los asuntos del país, pareciera que los partidos políticos solo se acuerdan del pueblo en épocas de campaña. Veo a la Izquierda Mexicana (PRD, PT, Convergencia) luchando entre sí y fragmentándose internamente; es decir, esa corriente ideológica que se supone vela por los intereses del pueblo antes que por los particulares, esa que debiese estar unida y firme a sus preceptos rectores, esa misma izquierda ahora se divide por intereses personalistas e incluso se mezcla con ideologías antagónicas de derecha.

Veo a una Derecha autoritaria en decadencia evidente (concretamente el PAN) que en 10 años de prueba solo ha empeorado la situación y que en los 2 que le restan no sabe ya qué hacer. Y veo también un partido que se ha convertido en un monopolio en cuanto al a vida política del país y que lejos de ser el mejor, es el mayor, el PRI es el que posee la mayoría en la cámara de diputados, lo cual le da ventaja legislativa (ejemplo claro es la “Ley Peña”), tiene a su servicio la mayoría de estados de la república, al SNTE y una que otra cadena televisiva “echándole la mano”, es el único partido que tiene una figura sólida hacia el 2012 y además tiene un respaldo de más de 70 años de gobierno, lo cual le da cierta estabilidad. Créanme que en esto de los partidos políticos no hay ni a cuál irle, ¿verdad?

 La separación de los poderes del Estado, es uno de los pilares fundamentales de toda democracia. Cada uno de ellos es independiente y existe un control constante de uno sobre el otro para evitar casos de corrupción…corrupción??? por favor!!! Eso ni existe en México, y menos en la política… ¿o sí?

 El voto será libre y secreto… ¿realmente lo es así? ¿y qué pasa con la manipulación del sufragio colectivo?, ya sea con bienes materiales (como despensas, dinero, puestos de trabajo e incluso amenazas) o con la manipulación mediática de las ideologías (hoy por hoy los medios de comunicación han perdido su esencia y son militantes al servicio de la política), la gente es bombardeada con campañas publicitarias que solo lo desvían del objetivo de elegir lo mejor; el voto es ya cosa de locos.

Necesitaría al menos la revista entera para estudiar debidamente el asunto democrático, pero con este breve y pobre análisis hacia los fundamentos de nuestro sistema político democrático nos basta para concluir que no existe una democracia como tal en México. Y para confirmar mi tesis permítanme citar al primer presidente electo democráticamente en Sudáfrica:  “Si no hay comida cuando se tiene hambre, si no hay medicamentos cuando se está enfermo, si hay ignorancia y no se respetan los derechos elementales de las personas, la democracia es una cáscara vacía, aunque los ciudadanos voten y tengan parlamento”_ Nelson Mandela

Aunque por otro lado también sería bueno repensar asuntos como que si la gente está preparada intelectualmente como para hacer de su voto algo realmente válido y benéfico para la sociedad; pues tomemos en cuenta que no siempre la mayoría tiene la razón, de este axioma surgió el régimen de gobierno Aristocrático; que como ya sabemos es el gobierno de los mejores. Lo malo en el caso de México es que no tenemos ni una ni otra; no hay democracia ni mucho menos gobiernan los mejores.

En fin… ahora que después de tantos años ya tengo mi credencial de elector y por tanto la posibilidad por vez primera de votar en unas elecciones federales para conocer  frente a frente a la señora democracia, créanme que ya no es algo muy grato para mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entérate de las Letras Bastardas en: